¿Qué le quedaron a deber a Juárez… en 5 años?

EL HUBIERA…
Gerardo Hernández Ibarra

El ejercicio de gobierno conlleva implícitos los principios de; organización, planeación, priorización, etc. para poder detectar necesidades y con fundamento en los planes y programas que mandata la ley, cumplir con las expectativas de quienes votaron a favor, en contra o no lo hicieron. De no ser así, se corre el riesgo de ejercer administraciones por ocurrencias. Esta ocasión no es materia; la falta de mantenimiento y de operación ordinaria, eso lo seguiremos tratando en otros espacios.
Lo que vamos a comentar tiene que ver con las administraciones federal, estatal y municipal o en forma concurrente, algunas de las obras que enumeraremos, no podían haberse concluido en los 5 años, pero si debieron haberse iniciado, no hubo la decisión; por supuesto, en todas se requería la coparticipación de los tres órdenes de gobierno, pero se optó por la falta de coordinación (por razones político-partidistas… quizá); a continuación enlistaremos una serie de obras que se han vuelto a posponer, en el mejor de los casos por desconocimiento y en el peor, por ejercicios contingentes que actúan al día y por ocurrencias.
Se dijo con estridencia que el Histórico Parque del Chamizal se iba a intervenir; por cierto, con un tinte muy mercantilista, este parque requiere ser restaurado, porque se ha perdido la infraestructura con la cual fue inaugurado hace 50 años, así también su Monumento Conmemorativo, que solo para ejemplificar su descuido; el gran espejo de agua que fue símbolo del Rio Bravo, hoy se encuentra convertido en una maceta pesimamente cuidada; no se realizó la obra.
Basta recorrer calles como: Posada Pompa, Tlaxcala, Hidalgo, av. de los Aztecas, Centeno, bulevar Oscar Flores, en fin, solo una muestra de las calles que requieren ser repavimentadas en su totalidad, no solo tramos para que se note.
El congestionamiento vial del bulevar Oscar Flores, puede tener como parte de su solución el retomar su derecho de vía, cuando en los años 80 se atendió la carretera a Casas Grandes y se construyó el Bulevar, como parte del derecho no se pavimento un carril en ambos sentidos, con el paso del tiempo los colindantes han invadido, se requiere que los tres niveles actúen coordinadamente y pavimentar esos dos carriles que tanta falta hacen.
El emblemático Parque Borunda, también requiere con urgencia una intervención, con la integración de los espacios públicos y algunos privados que allí coexisten y lograr que convivan armónicamente, generando un auténtico Sector Recreativo-Deportivo-Cultural, pero se sigue viendo como un parque más; de jueguitos y alimentos.
La principal entrada internacional de la Ciudad, el Puente Libre, metros delante de la entrada; requiere de un distribuidor vial que sustituya los puentes Carlos Villarreal, que tienen tiempo parcialmente en uso; el aforo vehicular de los paseantes del Chamizal, de los alumnos de la UACJ y de quienes transitan sobre Heroico Colegio Militar y Abraham Lincoln, sin el objetivo de cruzar hacia el Paso Texas, es muy importante.
El Parque Oriente que tiene un pequeño lago y se encuentra enclavado en dicho sector, también se encuentran deshabilitados y no fue posible iniciaran su reconstrucción.
El Parque Revolución que fue intervenido hace 7 años, cuando se construyó una nueva alberca y se reconstruyo el estadio, no ha sido concluido en su parte norte donde hay un área verde, una astabandera y una escultura, se encuentran muy deterioradas.
El Viaducto Diaz Ordaz, continua con los mismos accesos de hace 50 años y durante 5 años no pusieron atención en su necesaria modificación para hacerlo funcional, de acuerdo a las especificaciones actuales de los usuarios, aparte sus puentes peatonales y vehiculares exigen su revisión y adecuación.
La pavimentación de calle de acceso al Museo de la Casa de Adobe y su estacionamiento tampoco se atendieron.
Son solo algunas muestras de lo que pudo haber sido y no fue… no sucedió. Esperemos que los próximos gobernantes actúen y atiendan estos pendientes. Y que no se les olvide; a los que andan en liza electoral: ¡La gente nota, anota y vota!

Frase para reflexionar
“Quien no sabe bailar dice que los tambores no sirven para nada”
ANONIMA