Una oportunidad más: novela de un fracasado CEC

  • Maru obligada a cumplir su palabra a empresarios
  • Después de 20 años les urgeeeee iniciar el CEC
  • Pérez Cuéllar no caerá en debates corrientes
  • Promotores del Centro de Exposiciones reprobados
  • El perdón de los felices compadres; Corral-Jáuregui

Los promotores del Centro de Exposiciones y Convenciones Paso del Norte (CEC) que por más de 20 años vienen promoviendo su construcción sin éxito alguno, tienen una oportunidad más de lograr su objetivo con el apoyo de la gobernadora Maru Campos, quien está muy comprometida con ese viejo proyecto.

Y es que después de tres sexenios y un quinquenio de fracasos en donde se hizo el intento de iniciar la construcción del Centro de Exposiciones con el apoyo de los gobernadores Patricio Martínez, José Reyes Baeza, César Duarte y Javier Corral, hoy pudieran cristalizarlo sí Maru Campos realmente se mete al proyecto.

Hasta ahora la gobernadora ha mantenido su palabra empeñada desde su campaña para apoyar la construcción del Centro de Exposiciones y Convenciones en los hoyos de El Chamizal, pese a la oposición ciudadana de que se construya allí en ese parque público.

Campos ha adquirido un gran compromiso con los empresarios que promueven la construcción del Centro de Exposiciones, porque algunos de ellos, como Álvaro Bustillos, contribuyeron económicamente a su campaña.

En la presentación de su Plan Estatal de Desarrollo Maru prometió que Ciudad Juárez tendría su Centro de Convenciones.

“Tenemos que visualizar que Juárez tendrá por fin ese Centro de Convenciones, porque ha esperado tanto tiempo; por fin ya esta ciudad tendrá un espacio para recibir la visita de inversionistas nacionales e internacionales y visitas de turistas internacionales”.

Sin embargo, desde aquel entonces en que dijo esas palabras de promesa, a la fecha ya han pasado dos meses y no se han visto avances sustantivos.

***

Para recordarle esa promesa a la gobernadora, los empresarios tuvieron un encuentro con ella la semana pasada en el Cibeles y ahí le recordaron ese pendiente.

Al día siguiente Maru dijo aquí firmemente que el Centro de Exposiciones va que va en los hoyos de El Chamizal.

Ante la declaración de la mandataria estatal, Carlos Murguía Chávez y Rogelio Ramos operaron una conferencia de prensa en donde se congratularon por el espaldarazo de la gobernadora y manifestaron la urgencia que tienen de seguir con la construcción del CEC, la cual habían iniciado meses atrás, pero la obra fue suspendida por la falta de la respectiva licencia de construcción que debe otorgar el municipio.

La urgencia de los promotores se incrementó a raíz de que el propio alcalde Cruz Pérez Cuéllar y el delegado Juan Carlos Loera de la Rosa, dejaron entrever la posibilidad de realizar una consulta pública para que la ciudadanía exprese su voluntad respecto a que el CEC se construya en los hoyos de El Chamizal.

Con la expresión de apoyo de la gobernadora, los empresarios que se verían beneficiados con el Centro de Exposiciones trataron de presionar al presidente municipal para que definiera su postura.

Pérez Cuéllar reaccionó y dijo que será el gobierno federal a través de la Semarnat la que resuelva la situación legal y ecológica del predio en conflicto.

Fue enfático y aseguró que por lo pronto el municipio no liberará ningún permiso de construcción del CEC, según dijo para evitar algún enfrentamiento con la federación con quien lleva una excelente relación.

“No me voy a meter en un debate tan corriente”, sentenció.

***

En la conferencia de prensa que, se realizó el viernes pasado en la Canaco, y que duró casi una hora, los empresarios hicieron su máximo esfuerzo por exponer las bondades del centro y llamaron a los opositores del CEC a la cordura y a conocer el proyecto.

Pero cómo es posible que hace 20 años le vienen insistiendo a un Centro de Convenciones.

Cuando le dan la prioridad a un Centro de Convenciones arguyendo beneficios económicos en lugar de privilegiar, por ejemplo, los hospitales abandonados para ennoblecer la vida por encima del interés económico.

Cómo es posible que se les esté dando beneficios al sector empresarial de Ciudad Juárez incorporada en un CODER, en un comité de Desarrollo Regional patrocinado por el gobierno del estado apoyado por la gobernadora Maru Campos.

Cómo es posible que, teniendo la gobernadora como prioridad, dicho por ella la salud, este dándole mayor valor e importancia a un Centro de Exposiciones y Convenciones.

Bajo estas apreciaciones superficiales son las que desafortunadamente gobierna a los chihuahuenses y fundamentalmente a los juarenses.

Ahora la gobernadora se reúne en corto con los empresarios para darle prioridad a la construcción de un Centro de Convenciones, cuyo proyecto ha fracasado por casi 20 años y está plagado de irregularidades por parte de los grupos empresariales que en complicidad con gobernantes han defraudado la confianza de miles de contribuyentes que pagan impuestos para construir un Centro de Convenciones inexistente al que se le han invertido más de 300 millones de pesos que se han perdido.

***

Si a los directivos del proyecto de construcción del CEC se les aplica el método de administración por objetivos saldrían totalmente reprobados.

Y es que como en el gobierno, como en la educación, en la política, en las representaciones patronales o sindicales y sobre todo en las empresas, quienes están al frente fueron nombrados, electos o designados para lograr los objetivos necesarios para seguir creciendo.

Pero en este caso sucede todo lo contrario, son casi dos décadas en que los contribuyentes del predial empresarial han venido aportando recursos año tras año y a la fecha el proyecto no ha cristalizado.

Después de casi 20 años los integrantes del Fidecomiso han demostrado que no han sido capaces de reunir los recursos que les deberían llegar por parte del estado y municipio.

Y es que según sus estados financieros solo tienen en la cuenta del fideicomiso 103 millones de pesos.

Además, ha quedado demostrado que no han sido capaces de administrar de los casi 168 millones que han recibido, y debido a su falta de transparencia y de rendición de cuentas la ciudadanía no conoce en qué han gastado más de 64 millones en administrar el fondo, lo que representa el 40 por ciento de los fondos que ha recibido el fidecomiso.

También queda de manifiesto la pésima capacidad de los miembros del fidecomiso para exigir al municipio el pago pendiente de 43 millones de pesos que según ellos le deben al fidecomiso.

No se diga de su incapacidad de la administración del proyecto de construcción que lleva casi 20 años y no han podido levantar siquiera un muro. El tiempo ha sido fatal ya que es un factor fundamental en la administración por objetivos del proyecto. Han trascurrido 19 años y ni siquiera cuentan con el terreno para continuar con la construcción.

También queda demostrada su nula capacidad de gestión para lograr cada uno de los objetivos del proyecto.

No solo no logran recursos de los diferentes niveles de gobierno, sino que han generado conflictos con lo que se han alejado sin apoyar lo necesario.

Ahora que el empresario Carlos Murguía y los demás empresarios promotores vitalicios del proyecto vuelven a retomarlo y su mejor propuesta es quitarle casi 10 hectáreas al histórico parque El Chamizal, para ahorrarse el costo del terreno y pelearse con la ciudadanía que lo defiende como patrimonio de las futuras generaciones.

Y para justificarse le echan la culpa a los políticos de quienes dicen no tienen voluntad para apoyarlos. Cinismo.

***

Como patada de mula cayó ayer a los corralistas los comentarios que hizo el exgobernador Javier Corral Jurado al tweet de su compadre César Jáuregui Robles.

“La boda de Andrés y Alicia, tuvo un plus con la presencia de Monserrat, mi nieta”; tuiteó el exsecretario de gobierno de Corral.

En respuesta el paseño escribió en la famosa red de Twitter: “Que gran foto compadre! Y que alegría. Ya estamos listos para celebrar también la boda de Sebastián y Mariana. Felicidades!!”

“Gracias estimado compadre”, respondió Jáuregui el menos malo.

Para nadie son desconocidos los desacuerdos y las traiciones de estos dos felices compadres en los tiempos del gobierno corralista.

Vale recordar que César Jáuregui salió de la secretaría general de gobierno porque no aguantó a su compadre. Luego, el ingrato compadre ya afuera del gobierno, puso su despacho jurídico a disposición de la defensa de la hoy gobernadora Maru Campos. Así le pagó Jáuregui a Corral. Con traición.

Por eso ahora los corralistas que aguantaron hasta el final del quinquenio no les parece nadita la incongruencia de Javier Corral que le hace segunda a su compadre traicionero.

Comentan que a Corral Jurado no le ha valido hacer un solo comentario a favor de la exsecretaria de Innovación y Desarrollo Económico, Alejandra de la Vega, a quien le cobran venganza con auditorías de botella tras botella y cierres de venta de alcohol en tiendas Del Río.

Visto está, Javier Corral Jurado ya perdonó la ingratitud y la traición de su compadre.