Amenaza Rusia una vez más con irse de la ISS: exige se levanten las “sanciones ilegales” contra su país por la invasión a Ucrania

Nuevamente Rusia ha amenazado con abandonar la cooperación a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS). Esto luego que Dmitry Rogozin, jefe de la agencia espacial federal rusa Roscosmos, denunciara las sanciones impuestas por Estados Unidos, Japón, Canadá y la Unión Europea contra su país tras la invasión a Ucrania.

En sus tuits, publicados durante el fin de semana, Rogozin señaló que “El propósito de las sanciones es acabar con la economía rusa, hundir a nuestro pueblo en la desesperación y el hambre y poner de rodillas a nuestro país”, agregando que “las relaciones normales” entre socios y proyectos conjuntos de la ISS, solo serían posibles sí se levantaban “completa e incondicionalmente” lo que llamaron como “sanciones ilegales”.

Estas publicaciones de Rogozin no son fortuitas, pues se difundieron luego de que el propio Dmitry fijara una fecha límite para que Estados Unidos y otras naciones occidentales, levantaran sanciones contra dos empresas Rusas, que sirven de apoyo para las operaciones de la ISS.

Sin embargo, luego de recibir respuestas del administrador de la NASA, Bill Nelson, la presidenta de la Agencia Espacial Canadiense, Lisa Campbell, y el director general de la Agencia Espacial Europea, Josef Aschbacher, donde ninguno levantaba sanciones, el jefe de la Roscosmos informó que haría propuestas sobre “la finalización de cooperación” en la ISS a los líderes rusos “en un futuro próximo”.

La Roscosmos ya ha señalado en varias ocasiones su intención de dejar la ISS
Hasta ahora ninguna de las amenazas de Rogozin han representado un peligro directo para la disolución del programa espacial de la ISS, pues no se trata de la primera vez que hace este tipo de declaraciones.

El astronauta Raja Chari durante una caminata espacial el 23 de marzo de 2022
Ya antes de la invasión a Ucrania, Rusia había dado las primeras señales de querer abandonar la ISS para construir su propia instalación, que llevaría desde inteligencia artificial y hasta motores nucleares (ROSS).

Tras iniciar la acción militar, se dieron posturas de que todos los países involucrados seguirían con las operaciones en órbita, cooperando entre si, pues se “valoraban las relaciones profesionales con la NASA”. No obstante en días posteriores surgieron serie de “amenazas” por parte de Rogozin donde analizaba las consecuencias si decidían separar sus módulos de la Estación.

Derivado de las sanciones económicas, Rusia se negó a principios de marzo a lanzar un lote de satélites para proporcionar internet de OneWeb y apenas unos días después, pausó también experimentos conjuntos con otras agencias europeas abordo de la ISS.

La nave tripulada Soyuz MS-21 acoplada al módulo Prichal el 19 de marzo de 2022
Luego de mostrar un “extraño video” del módulo ruso abandonando la Estación y dejándola en trayectoria de caída hacia la Tierra, la Roscosmos se comprometió a traer de vuelta al planeta al astronauta de la NASA Mark Vande Hei, que finalmente si ocurrió, pero hasta ese momento seguían en duda las posibilidades de colaboración.

Ahora solo falta esperar las propuesta de Rogozin para detener la cooperación en la ISS y ver la reacción por parte del resto de agencias espaciales, que hasta ahora han sido constantes señalando que las tensiones en Tierra no afectan los procedimientos de trabajo en órbita.

Xataca