Arrestan a mujer por meter a su hijo en la cajuela para no contagiarse de COVID-19

Sarah Beam, una maestra estadounidense, fue arrestada por meter a su hijo de 13 años en la cajuela de su auto para evitar contagiarse de COVID-19.

De acuerdo con Univisión, la mujer se encontraba en un centro de pruebas en el Condado de Harris, en Texas, cuando otras personas comenzaron a escuchar ruidos en la cajuela.

Según los documentos oficiales, los administradores del centro le pidieron que abriera la cajuela y ahí encontraron a su hijo recostado, sin ninguna protección.

Durante el interrogatorio, la mujer admitió que había puesto ahí a su hijo porque tenía COVID-19 y no quería contagiarse mientras acudía a hacerse pruebas adicionales.

La fiscalía acusó a la mujer de 41 años de poner en peligro la vida de un menor y Sarah Beam quedó en libertad tras pagar una fianza de mil 500 dólares.

Sin embargo, este 13 de enero un juez determinó que no había evidencias suficientes para acusarla de poner en peligro la vida de su hijo.

Al respecto, la fiscalía del Condado Harris, señaló que se revisará toda la evidencia obtenida por la policía y analizaran la posibilidad de presentar el caso a un jurado especial.

A pesar de la polémica del caso, vecinos y alumnos se han acercado a Beam para darle su apoyo y aseguran que es “la mejor maestra que han tenido”.

QuintoPoder