Comparecerá Donald Trump el próximo martes ante el tribunal de Nueva York

El ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comparecerá el martes 4 de abril en un tribunal de Nueva York para escuchar los cargos en su contra, informaron el viernes funcionarios de la corte. La comparecencia dará inicio a una situación sin precedentes, la de un exjefe del Estado arrestado y acusado de delitos.

Un jurado investigador indagó los pagos de dinero durante la campaña electoral de 2016 para acallar denuncias de encuentros sexuales extramaritales. La acusación en sí está bajo sello, como es de rigor en Nueva York antes de la instrucción formal de cargos.

Trump ha negado haber cometido delito alguno y ha calificado la investigación de “estafa”, “persecución”, injusticia y un golpe bajo político para perjudicar su intento de presentarse como candidato presidencial en las elecciones de 2024. El ex presidente es republicano; el fiscal que presidió la investigación, Alvin Bragg, es demócrata.

Ningún ex presidente había sido acusado de un delito antes, por lo que no existe un reglamento para ficharlo. Trump está protegido por el Servicio Secreto, cuyos agentes lo acompañan en todo momento.

Se le pidió que compareciera el viernes, pero sus abogados dijeron que el Servicio Secreto necesitaba más tiempo para los preparativos de seguridad.

Aun para los acusados que se presentan voluntariamente, los casos penales en Nueva York implican varias horas de detención mientras se toman las huellas digitales y las fotos, así como otros trámites.

La oficina de Bragg dijo el jueves que contactó al abogado de Trump para coordinar el procedimiento. Antes del anuncio de la fecha por la corte, el abogado Joseph Tacopina dijo que el martes era la fecha probable para la presentación.

La investigación fue sobre los pagos efectuados a la actriz porno Stormy Daniels y a la exmodelo de Playboy Karen McDougal. Ambas dijeron haber mantenido encuentros sexuales con Trump años antes de que se dedicara a la política. El expresidente lo niega en ambos casos.

Durante la campaña presidencial de 2016, sus aliados pagaron a las mujeres para acallar sus denuncias. El director del tabloide National Enquirer pagó a McDougal 150 mil dólares por los derechos de su historia y luego la enterró, en un acuerdo mediado por el entonces abogado de Trump, Michael Cohen.

Después que Cohen mismo pagó 130 mil dólares a Daniels, la empresa de Trump se los reembolsó con bonificaciones e hizo figurar esos pagos como gastos legales.

En un caso penal contra Cohen en 2018, los fiscales federales argumentaron que los pagos equivalían a ayuda ilegal a la campaña de Trump. Cohen se declaró culpable de violar las leyes de financiación de campaña, pero los fiscales no acusaron a Trump, que todavía era presidente. Sin embargo, algunos de sus documentos lo implicaban indirectamente como alguien que estaba al tanto de los pagos.

Trump enfrenta otras investigaciones con posibles consecuencias legales graves para él.
En Atlanta, los fiscales tratan de determinar si Trump cometió delitos cuando trató de conseguir que funcionarios de Georgia revocaran su estrecha derrota electoral ante Joe Biden en 2020.

A nivel federal, un fiscal especial designado por el Departamento de Justicia investiga los intentos de Trump de modificar los resultados de la elección nacional. Además, indaga por qué Trump conservó un cúmulo de documentos secretos del gobierno en su finca en Florida, Mar-a-Lago, y si él o sus representantes intentaron obstruir esa investigación.

Telediario