Compras de pánico en gasolinerías de EU tras ciberataque a oleoducto

El ataque cibernético a una importante red de oleoductos en Estados Unidos provocó temores de una escasez de gasolina, motivando compras de pánico y la suspensión temporal del gobierno de las normas antipolución en tres estados y la capital del país para asegurar el suministro.

Un ataque de ‘ransomware’ el viernes a Colonial Pipeline obligó a la compañía a cerrar toda su red, aunque los expertos de la industria dicen que cualquier falta de combustible será temporal.

Colonial Pipeline, que transporta cerca del 45% de los combustibles consumidos en la costa este del país, ha dicho que apunta a restaurar la mayor parte de sus actividades para el fin de semana.

La compañía afirma que está monitoreando de cerca el nivel de sus reservas y que las autoridades han tomado varias medidas de emergencia para mitigar el impacto del cierre.

Pero las fotos de colas frente a las gasolineras se multiplicaban en las redes sociales.

Alrededor del 7% de las estaciones de servicio en Virginia, el 5% en Carolina del Norte y el 4% en Georgia se están quedando sin combustible actualmente, según un analista del sitio que se especializa en rastrear los precios de la gasolina, GasBuddy.

Excelsior