¿Cuánto costó la traición del PT?

  • Maru tranquiliza a empresarios
  • Le falta “punch” a la gobernadora
  • Cabada se para el cuello con Maru
  • Aprueban juarenses desempeño de Cruz Pérez Cuéllar

El grupo parlamentario de Morena en el Congreso local pecó de exceso de confianza después de que sintieron que tenían en la bolsa al diputado 12 para negociar la Reforma Judicial; pero, de la noche a la mañana, el escenario cambió y todo se les vino abajo.

El diputado juarense Cuauhtémoc Estrada Sotelo, coordinador de la fracción parlamentaria de Morena, y los legisladores implicados en la negociación de la Reforma Judicial transitaban por la senda correcta y a punto estuvieron de conseguir que desde palacio se cediera en algunos puntos de la iniciativa.

Sin embargo, nunca imaginaron que la traición se asomaría a la puerta.

La ingratitud vino de parte de Rubén Aguilar, un viejo lobo colmilludo que sabe mover el pandero, y quien estaba esperando la primera oportunidad para negociar con quienes detentan hoy el poder y por la espalda clavar el cuchillo a los morenos. Le valió tres cacahuates la alianza pactada a nivel nacional.

Fue don Rubén, el propietario vitalicio del Partido del Trabajo, quien negoció quizá futuras posiciones en el Supremo Tribunal de Justicia o tal vez algo más.

Pasó sobre la diputada Amelia Deyanira Ozaeta Díaz que quedó reducida a un cero a la izquierda, y fue obligada a dar el voto que necesita el PAN para conseguir la aprobación de la reforma al sistema judicial de Chihuahua.

Las negociaciones de los diputados de Morena con los operadores de Maru Campos duraron más de dos semanas y todo marchaba viento en popa, pero con la pérdida del voto del PT no lograron cambiar ni una sola coma al dictamen de la propuesta de reforma.

A los morenos no les quedó otra que salir al quince para las doce a poner el grito en el cielo, y apenas ayer convocaron a los representantes de los medios para denunciar que el PAN y sus partidos aliados violentaron los acuerdos para imponer su voluntad.

En el camino se quedaron los cuatro puntos planteados por la bancada morenista, como son: la no reelección de los consejeros de Judicatura; que no haya leyes con dedicatoria; que no se eliminen los exámenes de oposición y la equidad efectiva de género.

Hoy, allá en la torre legislativa, el debate será de pronósticos reservados, pero es un hecho que el PAN tendrá los 22 votos necesarios para aprobar la reforma judicial.

En el grupo parlamentario del PAN y sus aliados festejan por adelantado el triunfo de la reforma, cuya iniciativa fue presentada por el diputado Mario Vázquez.

Aseguran que mediante su implementación van a poder modernizar la impartición de justicia y terminar con las prácticas que han hecho daño al poder judicial.

En el debate, los promotores han dicho que además permitirá la profesionalización de los magistrados. Y que aquellos con mayores conocimientos, puedan acreditar posiciones como la presidencia en el Poder Judicial, basado en la experiencia de 7 años, en lugar de 3 como proponía Morena.

De la propuesta destaca el tema de la selección de jueces y magistrados a través de un nuevo proceso democrático y la creación de una comisión para tal efecto integrada por los tres poderes del estado.

****

La gobernadora Maru Campos regresó ayer a Ciudad Juárez para retomar sus compromisos con los juarenses a los que les sigue debiendo un costal de promesas.

Pero antes de darse un seudo baño de pueblo, la titular del ejecutivo estatal tocó base con empresarios locales y del noroeste del estado que fueron convocados por el empresario y ganadero Álvaro Bustillos Fuentes, quien fue uno de los principales operadores financieros de la campaña de la hoy gobernadora.

La mandataria estatal fue acompañada por el secretario de Hacienda, José de Jesús Granillo Vázquez; por la secretaria de Innovación y Desarrollo Económico, y por María Angélica Granados Trespalacios y el secretario de la Coordinación de Gabinete, Luis Serrato Castell.

El acercamiento se dio después del distanciamiento de Maru en Juárez por diversos motivos, entre los que destacan sus motivos de salud y sus viajes.

El objetivo del encuentro fue para explicar a los empresarios diversos temas, entre los que destacaron los avances en el saneamiento de las finanzas estatales, los avances en materia financiera, la vinculación del gobierno con la iniciativa privada, el desarrollo económico, inversiones, entre otros.

La reunión fue arreglada un par de días antes de llevarse a cabo y asistieron alrededor de unos 30 empresarios, entre los que destacó: Tomás Zaragoza, Eduardo Orozco, Federico Talavera, Pablo Cuarón, Javier Gómez Ito, Dagoberto Cedillos, Jesús Sandoval, Rogelio Ramos y otros.

El evento se llevó a cabo en Cibeles, en donde por cierto a la misma hora, coincidió con una reunión de socios de la Coparmex que fue encabezada por el líder nacional de ese organismo empresarial José Medina Mora Icaza.

Por la tarde Maru Campos acudió al parque de la Familia ubicado en populoso barrio de San Lorenzo para poner en marcha el programa tarjetas de descuento “Juntas Podemos Ahorrar”.

Ahí llamó la atención el acarreo de empleados de gobierno para vestir el evento y algunas personas que llevaron de otras colonias populares.

Para nadie pasó desapercibido que la gobernadora llegó acompañada del diputado federal pluri Armando Cabada, quien descendió de la camioneta junto con Maru.

Por cierto, Maru dijo a todos los presentes que Cabada le había asegurado que él había construido el parque de la Familia durante su administración. Falso, dicen los bien informados que ese parque tiene varios años e incluso el exalcalde Héctor Murguía construyó ahí un Teto Domo.

Parecía que la gobernadora traía prisa porque no le dio la palabra al alcalde Cruz Pérez Cuéllar, ni tampoco atendió a los representantes de los medios de comunicación.

La gira de trabajo por esta frontera de la gober continuará este jueves y tiene previsto inaugurar el tan esperado Centro de Radioterapia de la Fechac, cuya puesta en marcha fue pospuesto el pasado 12 de mayo.

****

Poco a poquito se va extinguiendo el fuego de la luna de miel entre los juarenses y la gobernadora, Maru Campos Galván, responsable de llevar a buen puerto a Chihuahua.

Van casi nueve meses de la administración marucampista y las grandes expectativas generadas por ella aún están por verse.

Pero conforme el tiempo avanza, los ciudadanos quieren ver resultados en seguridad pública, en salud, en obra pública, en desarrollo económico y otros.

Aunque todavía está viva la esperanza, en algunos sectores como la iniciativa privada, la academia, el social y otros ya empiezan a murmurar que al gobierno estatal en Ciudad Juárez le sigue faltando la planeación, la coordinación y el trabajo organizado para atender las prioridades.

Una de esas prioridades es la seguridad pública en donde nomás no pueden minimizar los delitos comunes, pese a que en días pasados implementaron las nuevas estrategias para garantizar la seguridad de los fronterizos entre los tres niveles de gobierno.

Los robos, los asaltos, las extorsiones y los homicidios continúan al alza y no hay poder humano que los detenga.

En el tiempo que ha trascurrido de la administración es claro que algunos de los colaboradores del gabinete han quedado muy por debajo de la figura de la gobernadora, prueba de ello es el fiscal general Roberto Fierro Duarte, quien muy poco se ha visto en Juárez resolviendo investigaciones.

En materia de obra pública poco se espera, pues es de todos conocido que la crisis que atraviesa el gobierno no le permitirá invertir con recursos propios en grandes obras.

Pero tienen el compromiso de sacar adelante las obras heredadas de la anterior administración de Javier Corral Jurado como el proyecto del BRT-2 y tampoco se ha visto avance.

Así que por ahora las giras de la gobernadora van y vienen y resultados para los juarenses nada.

Desde que vino a vender la óptica de la ilusión de una torre de 20 niveles, hasta ayer lunes que vino a una más de sus giras en los hechos en 9 meses le queda a deber mucho a Juárez.

Bien harían sus dos epónimos asesores César Jáuregui y Gerardo Serrato en poner atención a lo que tanto cuchichean a la gobernadora.

****

La aceptación de los juarenses hacia el presidente municipal, Cruz Pérez Cuéllar cada vez va en aumento de acuerdo con las encuestas que se han realizado por parte de consultoras.

En una de estas encuestas ubican al alcalde de Ciudad Juárez con el 70.8 por ciento de aprobación del ciudadano, por un 20.7 por ciento de desaprobación y un 8.5 por ciento dijeron no sabe.

En cuanto a la pregunta a la ciudadanía juarense de cuál considera que es el principal problema del municipio de Ciudad Juárez; la respuesta fue que el tema de seguridad es el problema principal con un 32.1 por ciento.

En segundo lugar, resalta el tema de desarrollo económico con el 25.8 por ciento; mientras que, en obras públicas con un 23.9 por ciento.

Ya más abajo le siguen con menor porcentaje el problema ambiental, educacion, salud, un porcentaje mínimo de otros temas.

Todos estos datos de aprobación municipal se dieron a conocer por Demoscopia Digital en la encuesta realizada en el mes de abril pasado.