Desde Palacio Nacional a repartir culpas

  • Mata muy tibio y reacciona tarde
  • Cero pruebas en Pensiones Civiles
  • Para el BRT 1, el naranja es verde
  • Acusan a yonkero de “mago”
  • Loera sigue sin dar la medida

El presidente Andrés Manuel López Obrador dio positivo por segunda ocasión a Covid-19.

Ayer muy temprano en la mañanera, AMLO dijo que había amanecido ronco y anunció que más tarde se haría la prueba a la cual salió positiva al virus.

En la conferencia de prensa matutina en el uso de la palabra dio a entender que había trabajado con la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, quien apenas unos días atrás había anunciado que estaba contagiada de Covid.

Muchos entendieron que pudo ser ella la fuente de contagio del primer mandatario de México.

Con este desafortunado contagio, en el cual le deseamos pronta recuperación al presidente de la república, cae por su propio peso una más de las mentiras e ineficientes acciones del tristemente célebre doctor de la “muerte” Hugo López Gatell.

Un día sí y otro también, el médico epidemiólogo tiene casi dos años hablándole a su jefe López Obrador y estableciendo una desestimación diaria del peligro que corren los mexicanos con esta pandemia.

Muchos estaremos pendientes del estado de salud que guarde el inquilino de Palacio Nacional y miles lo estarán esperando en sus podios mañaneros.

A cargo de las mañaneras se quedará Adán Augusto López Hernández, secretario de Gobernación.

Los colaboradores de Bucareli ya se frotan las manos y la cabeza, porque el exgobernador de Tabasco puede ser el despegue de un alfil más rumbo a la sucesión presidencial para formar un triunvirato junto con Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard

Triangulito en donde no cabe, ni cabrá el senador Ricardo Monreal.

******

Después de casi dos años de pandemia el diputado federal del PAN del centro sur del estado, Mario Mata, apenas reaccionó ya que el día de ayer subió a las redes sociales y grupos de WhatsApp un tibio reclamo al gobierno federal.

El legislador comentó que la aplicación de las vacunas debería de masificarse a través de las diversas instituciones de salud públicas y privadas que existen en el país.

También reclamó que el gobierno federal y estatal no han adquirido una sola prueba para detección del Covid-19 desde que inició la contingencia sanitaria, lo que no permite un descubrimiento a tiempo de la enfermedad y esto impulsa la propagación de forma exponencial del virus.

Por cuestión partidista excluyó a la gobernadora Maru Campos de su queja.

Habría que recordarle al diputado Mata que los temas de salud no aplican el dicho: “más vale tarde que nunca”; esperemos que ese tibio reclamo se convierta en una enérgica protesta ante la federación y ante el propio gobierno del estado.

Por lo visto, se trata de una floja reacción que ni a exhorto llegó ante el pleno de la Cámara de Diputados.

De los diputados federales de Morena ni hablamos, ellos no critican al gobierno federal por el pésimo manejo de la pandemia, para ellos sería como ofender al eterno; una crítica al gobierno de la república no la realizan ni con el pétalo de una rosa.

Se les olvida que una gran parte de la sociedad nota, anota y vota.

*****

Desde la semana pasada ya preveían algunos médicos que aplican pruebas de detección de Covid en Pensiones Civiles del Estado, que los reactivos no les alcanzarían para iniciar esta semana y así sucedió.

Ayer lunes no pudieron aplicar una sola prueba y hoy martes desgraciadamente pinta para lo mismo.

Y, por si fuera poco, en redes sociales la dirigencia sindical del magisterio de la Sección 42 anduvieron presumiendo que, a partir de hoy, se ampliaría dos horas la aplicación de estas pruebas en el turno matutino y vespertino y asignarían otro médico más.

Tampoco se cumplió esa promesa que hicieron los dirigentes del Sindicato, sólo fue uno más de los desbarres de la dirigencia de esta agrupación que se suma a la ineficiencia del nuevo delegado de Pensiones Civiles del Estado.

Cuántos días habrá de seguir sumida en el caos pensiones civiles, es pregunta que se hacen los derechohabientes que siguen deambulando de Herodes a Pilatos buscando que sus recetas les sean surtidas al cien por ciento.

Ni hablar, otro más de los múltiples pendientes que tiene la gobernadora en Ciudad Juárez.

*****

Nos llegaron molestas quejas de los usuarios del BRT 1. Se quejan amargamente del pésimo estado de los camiones y de la falta de control de los aforos en estos picos de la pandemia y de la amenaza de Ómicron.

Las fuentes de Cañonazos aseguran que las unidades que salen de la presidencia municipal con los asientos llenos, y antes de que se reincorpore al eje vial Juan Gabriel, ya llevan 20 o 30 pasajeros de pie.

Además, sin ningún tipo de vigilancia por parte de las células Covid y mucho menos de los inspectores de Transporte Público.

También comentan que los camiones no son aseados, ni siquiera una vez a la semana, mucho menos sanitizados; la mugre se nota en los asientos, en la estructura del camión y en el piso.

Ni que decir de los calefactores de las unidades que algunos no funcionan. Y como dicen los usuarios, apenas si rueda el camión.

Por cierto, las unidades de color blanco que se metieron de emergencia solamente fueron para apantallar, ya que fueron retirados y ahora la chatarra del BRT 1 son apoyados por otros desvencijados camiones de la ruta Tierra Nueva.

Pero las quejas se extienden a todas las rutas de la ciudad, ya que ningún caso es supervisado y cuidados los aforos por parte del gobierno del Estado que tanto se quejó de la construcción del BRT 2.

Deja mucho que desear en la operación del BRT; este es uno de los grandes pendientes ahora que se reincorpore la gobernadora Maru Campos, los usuarios del transporte esperan se ponga las pilas.

Por último, en lo que va de la administración hay muchos paraderos que no se utilizan por lo que los camiones hacen ascenso y descenso en las banquetas y ponen en riesgo a los usuarios.

*****

En un gran problema se metió el líder de los yonkeros de Ciudad Juárez, Héctor Lozoya al ser denunciado por la vía civil por un millón 800 mil pesos por parte de un grupo de comerciantes de este giro quienes estuvieron dando abonos para la compra de un terreno que les fue vendido por el Municipio.

Sin embargo, los afectados denunciaron que Héctor Lozoya solo pagó las primeras mensualidades, por lo que el Municipio les canceló el contrato de compraventa del predio ubicado en la colonia Olivia Espinoza de Bermúdez con una superficie de más de 25 hectáreas.

Resulta que el municipio de la pasada administración hizo un contrato con la Unión de Yonkeros para la venta de dicho predio, con el objetivo de concentrar todos los yonques que hay en el sector y convertirlo en un Centro Yonkero, la superficie fue dividido en 55 lotes con una superficie de 370 metros cuadrados cada uno.

Para eso, elaboraron un contrato privado de compraventa, dando un enganche y el resto a pagar en 36 mensualidades, las cuales las cobraba por medio de Hernán, persona allegada a Lozoya.

Al cabo de algunos meses y después de no dar recibos firmados y muchos de estos con diferente firma ni sellados donde se entregaban las mensualidades, algunos yonkeros se acercaron al municipio y gran fue su sorpresa al enterarse de que no había abonos a esa cuenta siendo que los socios estaban dando abonos en tiempo y forma convenida.

Al cuestionar sobre el destino de ese dinero a Héctor Lozoya y Hernán, estos se negaron a informar, diciendo que todo estaba en regla, hubo algunas juntas las cuales terminaban siempre en gritos y amenazas hasta que los inconformes buscaron la forma de acercarse al entonces alcalde Armando Cabada, el cual les dijo tajantemente que debían buscar apoyo legal para recuperar su dinero y que dejaran de pagarle, ya que ese dinero no estaba siendo pagado en el municipio.

De hecho, ordenó investigar qué estaba pasando que finalmente terminó el municipio por revocar el contrato de compraventa que tenía con Héctor Lozoya en representación de la Unión de Yonkeros.

En esta administración, el municipio está elaborando el correspondiente análisis medición para la venta directa a cada posesionario de estos lotes del predio ubicado en Puerto Tarento y Soneto de la colonia Olivia Espinoza de Bermúdez.

*****

En la última conferencia de prensa que organizó el Factótum Juan Carlos Loera quedó nuevamente de manifiesto la desesperación en la que está envuelto, ya que no da pie con bola en el encargo que le entregaron desde hace tres años en Palacio Nacional.

Loera trata de hacer suyos algunos temas, como el caso de los certificados de vacunación, pero inmediatamente quedó notorio que no sabe contextualizar, ni fundamentar, ni profundizar, solo se dedica a refritear la información de la secretaría del Malestar.

No es un operador nato, ni innovador, no es proactivo, no se le ve nada nuevo en los quehaceres diarios de su encargo.

Por ejemplo, el asunto del programa emergente de regularización de vehículos chocolate, el cual se encuentra durmiendo el sueño de los justos, no informa ni cabildea en la Ciudad de México para conocer cuándo y cómo se va a aplicar.

El tema de las vacunas ya es inercial, así les sale, nada novedoso.

En los temas que aborda se nota su desesperación, él sabe que no ha dado el ancho en esa super delegación que le fue asignada, y para muestra está la derrota que le infringió la hoy gobernadora Maru Campos, y dentro de su desesperación el deseo de ser el gobernador de Chihuahua a toda costa.

Pero como están las vísperas se sacan las fechas.