Informa la FGE que asesinato de Jesuitas se originó por un partido de béisbol

José Noriel Portillo Gil, alias “El Chueco”, patrocinaba un equipo de béisbol, y luego de perder un partido, buscó y posteriormente agredió a un hombre, llamado Paul N, quien herido llegó a pedir el auxilio de los curas jesuitas, los cuales fueron asesinados.

El Fiscal General, Roberto Fierro Duarte, señaló que las dos personas que se encontraban secuestradas o desaparecidas, eran habitantes de Cerocagui y no turistas como se mencionaba.

Por su parte, la Gobernadora del Estado de Chihuahua, Maru Campos, informó que luego de un gran esfuerzo, se logró recuperar los cuerpos de los religiosos, lo cual fue comprobado por medicina forense.