Jefe de Gobernación no da pie con bola

  • Se gesta grupo disidente de profes de la Sección 42
  • Siguen los desbarres en Pensiones por pruebas Covid
  • A medias se pone las pilas la Secretaría de Salud
  • No caben en los estatales y siguen cerrando Ceferesos
  • Nueva versión del programa Médico a tu Puerta
  • Gente del Inge Ibarra se echan a la milonga

 

A casi cuatro meses de echarse a la espalda el costal de papas calientes que surgen todos los días en la dirección de Gobernación de la Zona Norte, el “golden boy” Alex Jiménez Vargas, nomás no da pie con bola al frente de la titularidad de esa dependencia estatal.

No se acomoda y mucho menos puede tomar el control de la oficina para poner orden en la dirección de Gobierno. Tampoco puede tomar una sola decisión, por más simple que sea, si no consulta los asuntos con su jefe, el priista Eloy García Tarín, director general de Gobierno.

El talante tibio de Jiménez se ha distinguido por fallar en su principal función, que es velar por el cumplimiento de la Ley de Alcoholes del Estado de Chihuahua. Aquí ha cometido varios yerros.

Fuentes del sector privado aseguran que el director se ha extralimitado en sus facultades a la hora de medir los afores en restaurantes, bares y espacios públicos debido principalmente al desconocimiento que tiene de la Ley y a la falta de asesoramiento.

Afirman que ha implementado una cacería de clausuras ilegales en contra de algunos negocios como es el caso del restaurante El Corralito, al cual le ha cerrado las puertas en tres ocasiones.

Otro caso fue el del restaurante Punta Unión, ubicado en la avenida Tomás Fernández, a los que les impuso una multa de 300 mil pesos, pero luego de la oposición del dueño, logró bajar la multa a 64 mil pesos.

Jiménez también ha intentado obligar a comercios a cambiar de giro cuando la ley no es retroactiva.

Además, el nuevo funcionario no tiene en mente los tres principios rectores que ha dictado la gobernadora Maru Campos como son: la honestidad, la transparencia y cercanía con aquellos quienes deben observar las disposiciones de la Ley de Alcoholes.

Si el joven funcionario y su fiel escudero Omar Baquier no pueden meter en cintura a los colmilludos inspectores y el personal de la dependencia, menos podrán con los perspicaces empresarios que todo lo corrompen a punta de cañonazos de billetes.

Tampoco el pequeño equipo del funcionario, por ahora, no alcanza para dar apoyo de información y análisis del panorama político actual del municipio de Juárez y la Zona Norte a la Secretaría General de Gobierno, ni a la Subsecretaría de Gobernación.

Lo que sí pudo Jiménez fue dar de baja a los panistas Antonio Varela, a Marco Fierro y otros con el fin de abrir espacios para incluir a otros perfiles priístas recomendados por García Tarín.

Ante los desaciertos del joven director, los representantes de la iniciativa privada y cámaras empresariales se han quedado calladitos para no molestar al nuevo gobierno marucampista.

***

En la lucha por la dirigencia Seccional del SNTE 42 se está gestando un grupo disidente, conformado por profes que no quieren saber nada que huela a quienes han detentado y usufructuado el poder y la dirigencia de dicha sección sindical en el estado.

Es fácil deducir que los profes discrepantes no quieren ver ni de cerca al exdirigente Miguel Ramírez, quien se vio involucrado de alguna forma en el asesinato de la maestra Sonia Madrid, en un caso escandaloso de corrupción.

También detestan la presencia del ex dirigente René Frías, ya que durante sus periodos se perdieron varias prestaciones contractuales como son: el escalafón horizontal, la clave L y la pérdida de tres cuarto de tiempo.

No se diga que Frías permitió reformar en contra de los derechohabientes la reforma a la Ley de Pensiones.

Asimismo, van en contra de la imposición que pretende hacer el actual dirigente Ever Avitia a favor del insoportable Gabriel Faudoa para dejarlo en su lugar.

Las cosas se siguen poniendo color de hormiga al interior de la sección 42 previo al lanzamiento de la convocatoria para relevar a todo el comité seccional.

Esta alianza de la disidencia, entre otros objetivos, tiene el fin de evitar que la actual dirigencia, en contubernio con el comité ejecutivo nacional, intentan dar un madruguete con una convocatoria amañada a favor de los intereses de quien hoy gobiernan el sindicato.

Se cree que el que encabeza este grupo de profes disidentes es César Chavira quien, por cierto, se viene apropiando del capital humano que dejó el profe Miguel Jiménez Realivázquez.

***

Ayer martes volvió a prolongarse la falta de pruebas de detección de Covid-19 en el área de sospechosos de contagiados con el virus en Pensiones Civiles del Estado.

También se sigue incumpliendo con la promesa de la asignación de dos doctores por turno que estarían atendiendo esta cuarta ola en dicha clínica.

Se comenta en los corrillos de la institución médica que el nuevo delegado le quitó la facultad al área de laboratorio para gestionar él las pruebas de detección.

Al atribuirse la facultad que de manera inexplicable absorbió él directamente demuestra ineficiencia e ineficacia en este rubro y otros. A pesar de que éste delegado forma parte del gremio médico.

El colmo fue que a los derechohabientes con sospechas de tener el virus les indicaron que se realizaran las pruebas dónde pudieran a costa de su bolsillo; y que si salían positivos regresaran por medicamentos.

Vaya calidad del servicio. Ojalá desde palacio estatal pongan atención en esta noble institución.

***

El secretario de salud estatal, Felipe Fernando Sandoval, autorizó una asignación directa para adquirir 30 mil pruebas de detección del Covid y 320 mil que serán licitadas debidamente.

Los chihuahuenses sólo esperan que con estas pruebas no se vaya a hacer lo que hace el gobierno federal con las vacunas, que las guarda celosamente y las distribuye con un criterio político partidista.

Es deseable que estas pruebas se pongan a cielo abierto para que sirvan a todos los chihuahuenses que tengan la sospecha de tener el virus, y que se administren con un criterio estrictamente médico, sin distingo partidista ni de instituciones.

Es fácil para la ciudadanía distinguir que este tipo de licitaciones deberían ser de las primeras del sexenio.

Algunas fuentes médicas consultadas nos dicen que son muy pocas pruebas si estamos hablando que el virus va a permanecer durante un tiempo indeterminado.

A ninguna secretaría se le puede aceptar su falta de planeación, pero en el caso de la secretaría de salud el no planear, ni tener visión de largo alcance es simplemente imperdonable.

***

Aquí en Juárez se recuerda el 28 de diciembre del 2020 como el día en que cerró sus puertas el Cefereso número 9 y cuando sus huéspedes fueron trasladados a diferentes penales del país.

Aunado a ese cierre del penal a fines del mes pasado se cerró el Cefereso número 10 de Monclova Coahuila.

La secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, ha explicado que los dos Ceferesos fueron cerrados porque no cumplían con las normas de readaptación social.

Quedó claro que para la secretaria Rosa Icela Rodríguez y su séquito de colaboradores es más fácil cerrar que reformar y mejorar estos reclusorios.

Según fuentes que consultamos, de los 28 mil reos que existen en el país, 17 mil se encuentran recluidos en penales estatales; entonces no hay explicación alguna para que les sigan cargando la mano a los gobiernos locales. El gobierno federal se da el lujo de cerrar estos penales en lugar de renovarlos.

Se van por la vía fácil y cómoda de quitar todo de un machetazo.

Mención aparte merece que esta misma secretaría en comento decidirá el destino final de los edificios que albergaron a los dos penales.

Hasta donde este columnista conoce, en el caso del inmueble que ocupó el Cefereso de esta localidad es propiedad del gobierno estatal, ya que fue construido durante la administración del exgobernador Patricio Martínez y fue cedido como Cefereso en el gobierno de César Duarte.

No sabemos el destino que le den ambas instancias a estos edificios, lo que si queda claro es que no se justifica seguir cerrando centros federales para seguir cargándole la mano a los gobiernos locales.

***

Algunos juarenses recuerdan el programa que implementó la administración cabadista denominada Médico a tu Puerta, el cual fue una copia del programa que en su momento realizó el jefe de gobierno de la Ciudad de México Miguel Ángel Mancera.

En el intento de implementarlo a la administración anterior le faltó planeación y presupuestación, por lo que el programa se puso en marcha con las uñas y terminó en un rotundo fracaso.

Ahora la administración municipal actual intenta retomarlo con estudiantes de medicina de la Universidad de Durango.

Es muy loable el programa, pero ojalá la profesora María Antonieta Mendoza, directora de Centros Comunitarios, haya tomado las provisiones precisamente de planeación y de presupuestación.

En la Unidad Administrativa Municipal dicen que ojalá la administración no vaya a repetir el sonoro fracaso de la anterior; máxime que en estos momentos se está viviendo la cuarta ola de la pandemia de Covid-19, lo que eleva el grado del reto.

***

La herencia del expresidente municipal, Armando Cabada de dejar a varios funcionarios ha resultado un dolor de cabeza para el alcalde Cruz Pérez Cuéllar.

Ahora enfrenta los reclamos de los empleados de la presidencia municipal desde que al flamante director de la Operadora Municipal de Estacionamientos de Juárez (OMEJ), Francisco ‘Paco’ Ibarra se le ocurrió empezar a cobrar estacionamiento a los empleados.

Por otro lado, Juan Escalante, actual director del Instituto del Deporte y Cultura Física del Municipio ya no halla dónde meterse, después de que los empleados que fueron contratados por Paco Ibarra para tirar flojera, ahora que los han puesto a trabajar, se quejan amargamente de su nuevo jefe y exigen las mismas condiciones del pasado, las cuales eran toleradas a cambio de conseguirle moches a Paco Ibarra.

Ahora habrá que esperar que no eche a perder la OMEJ y que sean una dependencia descentralizada autosuficiente y que los empleados que se llevó del Instituto del Deporte a la Operadora de Estacionamientos se pongan a hacer la chamba y no seguir a todas partes al Inge Ibarra.