Llega Sheinbaum a su Tercer Informe con alza en encuestas y ‘destape’ hacia 2024

Claudia Sheinbaum se enfila a la mitad de su mandato en la Ciudad de México.

En ese camino, este viernes rendirá su Tercer Informe de Gobierno, en una ceremonia ante el Congreso capitalino a la que llegará tras haber logrado un repunte en su aprobación pública y luego de ser ‘destapada’ por el propio presidente Andrés Manuel López Obrador como una posible candidata al Poder Ejecutivo federal en 2024.

La mandataria se presentará esta mañana en el recinto de Donceles y Allende, donde escuchará los posicionamientos de las bancadas y asociaciones parlamentarias y no tendrá límite de tiempo para defender lo que su gestión ha hecho en la capital desde diciembre de 2018.

La contestación a su mensaje correrá por parte de Héctor Díaz Polanco, militante de Morena igual que ella, según el formato que los legisladores acordaron esta semana .

Sheinbaum llega a este Tercer Informe con un alza en su imagen pública. Una encuesta del diario El Universal publicada el martes pasado indica que tiene 67.5% de aprobación entre la ciudadanía , un aumento de casi 10 puntos respecto del 57.8% que tenía en mayo.

Con esto, la morenista incluso supera los números que tenía en marzo, cuando contaba con 62.3% y se cumplía un año desde que comenzó el confinamiento por la pandemia de COVID-19.

El mismo manejo de la emergencia sanitaria en la CDMX ha sido uno de los puntos más criticados por los capitalinos, quienes cuestionan que no haya habido restricciones más duras para evitar aglomeraciones o las discrepancias que se han registrado en el semáforo de riesgo de contagio local y el federal .

Pero frente a esas críticas, Sheinbaum continuamente ha respondido que su administración ha sido responsable y ha promovido acciones contra la pandemia, como la vacunación contra COVID-19.

“Vamos a cumplir de manera muy oportuna con la vacunación, y es gracias a la vacunación que se pueden abrir todas las actividades y que, aun así, va disminuyendo el número de personas hospitalizadas”, dijo la mandataria en una conferencia de prensa el viernes 10 de septiembre. Según estimaciones de su administración, todos los adultos de la capital tendrán su esquema completo de inmunización ya para el mes de octubre.

El ‘destape’ presidencial
A este Tercer Informe de Gobierno, Sheinbaum llega también como una figura relevante en la agenda nacional y como una posible candidata a la Presidencia de la República en 2024. El propio presidente López Obrador fue quien la colocó en la categoría de presidenciable, cuando en su conferencia de prensa mañanera del 5 de julio declaró: “¿Quiénes pueden sustituirme? Bueno, pues, primero hay que tomar en cuenta que va a ser el pueblo el que va a decidir.

Ahora, del flanco progresista, liberal, hay muchísimos. Como Claudia, Marcelo…”. Dentro de esa lista, el mandatario no solo ubicó a Sheinbaum y al canciller Marcelo Ebrard, sino también a la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier; a la titular de Energía, Rocío Nahle; al embajador en Estados Unidos, Esteban Moctezuma, y al representante de México en la ONU, Juan Ramón de la Fuente.

Sin embargo, diversos analistas coinciden en que Sheinbaum tiene a su favor cercanía particular con el actual jefe del Poder Ejecutivo, en cuyo sexenio como jefe de gobierno fungió como secretaria de Medio Ambiente. “(Sheinbaum) ahora tiene que generar en la población una percepción de que efectivamente ella es la que gobierna la ciudad y que la gobierna de manera eficaz, y que puede ser candidata a la presidencia no por el favor del presidente, sino por mérito propio. La estrategia debe ir en ese sentido”, dice Edgar Ortiz Arellano, académico de la UNAM y consultor.

Ajustes en el Ayuntamiento
De su lado, Sheinbaum insiste en que su prioridad es gobernar la capital del país, donde sostiene que ha habido avances en materia de combate a la corrupción, a la pobreza y a la desigualdad. Afirma que muestras de ello son las nuevas líneas del Cablebús, que buscan conectar puntos apartados de Gustavo A.

Madero e Iztapalapa con zonas más céntricas. Pero tras las elecciones del 6 de junio, en las que Morena perdió curules en el Congreso capitalino y se quedó con solo siete de 16 alcaldías, por nueve que tendrán los partidos de oposición de la alianza Va por la CDMX (PAN-PRD-PRI), la mandataria acusó que hubo una “campaña de desprestigio” contra los morenistas y posteriormente hizo ajustes en su equipo e imagen institucional.

Uno de esos movimientos fue la designación de Martí Batres como nuevo secretario de Gobierno , y otro, el cambio de colores institucionales, pues al verde del inicio del sexenio lo sustituyó el guinda característico de Morena. Giselle Perezblas, estratega y consultora política, considera que estos ajustes están relacionados con la fuerza que Sheinbaum requiere para seguir siendo presidenciable.

“Siempre lo ha sido y siempre lo va a ser porque es un tema de lealtad del señor presidente hacia ella, y es un tema de afecto también. Cualquier presidencial tuvo que haber tomado las lecciones de este proceso electoral y reestructurar su estrategia, porque Andrés Manuel López Obrador ya no va a volver a aparecer en una boleta”, señala.

Ahora, Sheinbaum se encamina al inicio de la segunda mitad de su mandato, todavía con el reto de superar la pandemia y el impacto de hechos como el desplome en la Línea 12 del Metro.

De su lado, la morenista cuenta con el repunte en su aprobación y con el respaldo presidencial —reflejado en hechos como las frecuentes invitaciones que se le hacen a la conferencia de prensa mañanera u otros actos oficiales—, mientras que en contra tendrá una mayor presencia de la oposición en la capital y los desafíos de una urbe con más de 9 millones de habitantes.

EXP