Hoy es: Mar 04, 2024
Ciudad Juárez

Los niños usan cada vez más dispositivos móviles y ya hay repercusiones

2 de febrero de 2024

En un mundo donde la tecnología invade cada rincón de nuestras vidas, una alerta silenciosa resuena en los hogares: los smartphones han cautivado la atención de los más jóvenes, convirtiéndose en una extensión de su ser. Esta dependencia digital despierta inquietudes sobre la salud mental y física de niños y adolescentes. Aquí desglosamos esta realidad y ofrecemos un vistazo a las estrategias paternas para enfrentarla.

El panorama es revelador: el 91% de los niños en Reino Unido poseen un smartphone a los 11 años. En Europa, el 80% de ellos accede a Internet casi diariamente a través de estos dispositivos. No obstante, la situación no se limita a un continente. En Estados Unidos, el 42% de los niños tienen un smartphone a la edad de 10, aumentando al 91% a los 14 años. La pandemia intensificó esta tendencia, incrementando el tiempo frente a pantallas, aunque se observa un regreso a niveles pre-pandémicos en adultos.

¿Cómo enfrentan los padres este desafío digital?

Las estrategias son diversas, desde la supervisión estricta hasta un enfoque más permisivo. Herramientas de monitoreo, reglas como ‘no teléfonos en la mesa’ y la búsqueda de alternativas lúdicas son tácticas comunes. El objetivo es claro: minimizar el impacto negativo de una vida sedentaria y demasiado conectada en el desarrollo de sus hijos.

El uso excesivo de redes sociales despierta preocupaciones sobre el bienestar emocional de los jóvenes. El balance entre mantener una comunicación abierta sobre cómo les afecta y establecer límites saludables es crucial. Padres de todo el mundo luchan por encontrar soluciones a una problemática que no deja de evolucionar.

¿Estamos ante una crisis existencial tecnológica?

La rápida evolución de la tecnología puede ser abrumadora. Muchos padres se sienten incapaces de regular la vida digital de sus hijos. Sin embargo, algunos argumentan que el foco no debería estar en la cantidad de tiempo frente a la pantalla, sino en el contenido que se consume.

La situación es compleja y las opiniones variadas, pero lo cierto es que el fenómeno de los smartphones y los dispositivos digitales está reformulando las dinámicas sociales y familiares. En este escenario, la educación y el ejemplo se postulan como herramientas poderosas para guiar a los más jóvenes hacia un uso consciente y equilibrado de la tecnología.
Con información de ‘The Guardian’.
excelsior.com.mx

Te puede interesar

Nubes misteriosas en Florida: ¿Ovnis o fenómeno natural?

Imágenes satelitales captadas por la NASA a finales de enero han desatado

Cuyo abandonado en el metro de Londres conmueve a miles

Un pequeño cuyo, de apenas seis a doce meses de edad, fue