Opaca cumbre de líderes de América del Norte

  • Opaca cumbre de líderes de América del Norte

  • Congresswoman paseña anti-reforma de AMLO

  • Se pone al rojo vivo en la UACH

  • Javier Meléndez regresa a sus orígenes

  • Barajean nombres para dirigir al PRI

 

La reunión trilateral en Washington DC fue una cumbre con opacidad; al final del día, no hubo una conferencia de prensa conjunta para informar sobre los acuerdos alcanzados entre los presidentes de México, Estados Unidos y Canadá.

Ya muy tarde, el canciller mexicano Marcelo Ebrard salió a los medios para hacer un recuento de los temas tratados entre los presidentes de México, Estados Unidos y Canadá.

Ebrard echó confeti a los tres mandatarios y en especial destacó la supuesta afinidad ideológica, los objetivos políticos y la excelente química que se dio principalmente entre López Obrador y Biden.

El secretario de Relaciones Exteriores de México calificó las reuniones de muy positivas, en especial la trilateral en donde los presidentes pudieron hablar de manera muy precisa y con una visión política en común.

“Eso va a significar una nueva etapa en la relación entre Norteamérica”, dijo Ebrard.

Sin embargo, al ser cuestionado por los representantes de los medios de comunicación, el canciller dio respuestas muy cortas, vagas y escuetas sobre los acuerdos como: el proyecto “Sembrando Oportunidades” y la iniciativa para crear un programa de regularización de millones de mexicanos que viven en Estados Unidos.

Hasta ayer por la noche los protagonistas ofrecieron muy pocos detalles de los acuerdos tangibles de las reuniones.

El único acuerdo cierto que dio a conocer Ebrard fue que la próxima cumbre de los “tres amigos” será en la Ciudad de México en 2022.

Los politólogos de café opinan que ojalá que la reunión que sostuvo AMLO con Kama Harris, no le vaya a traer aspectos negativos a la delegación de diplomáticos mexicanos, ya que Biden no lleva buena relación con su vicepresidenta.

*****

La congresista paseña, Veronica Escobar, encabeza la lista de las firmas de los miembros de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos que están en contra de la contra reforma energética de Andrés Manuel López Obrador.

En días pasados, varios congresistas pidieron que el embajador de Estados Unidos intercediera por las empresas estadounidenses afectadas, por la propuesta de reforma eléctrica de AMLO.

Los representantes populares del vecino país del norte, consideran que el gobierno de México discrimina a productores privados de energía y, beneficia a compañías del Estado.

Por tal motivo, los congresistas estadounidenses enviaron la famosa carta al embajador Ken Salazar, en la que manifiestan su preocupación por la reforma eléctrica que impulsa AMLO.

Resulta que una de las lideresas de aquella acción es nuestra vecina Veronica Escobar, quien tiene una larga trayectoria en política en el Paso, Tx como comisionada, como juez y vocera del condado y hoy legisladora.

Escobar es de las que lideran a este grupo de congresistas junto con el senador junior por Louisiana, John Neely Kennedy.

*****

Donde la cosa está que arde, al rojo vivo, es en la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH); ya se habla de más cambios al interior de la máxima casa de estudios.

No hay duda de que el hilo se rompe por lo más delgado y esto aplicará para algunos funcionarios.

En los corrillos de rectoría se comenta la supuesta salida del secretario administrativo, Francisco Márquez; también las horas están contadas para el jefe del departamento de Adquisiciones, Enrique Adolfo Cázares.

Algunos mal pensados, han señalado que no se salvará de la guillotina el secretario de Extensión y Difusión, Ramón Gerónimo Olvera.

Todos estos funcionarios y los que ya se fueron, están muy ligados al rector Luis Alberto Fierro Ramírez, quien está viviendo momentos muy difíciles y hay quienes apuestan a que pronto podría dejar la universidad.

Al rector se la acusa de un desvío de fondos de varios meloncitos. Ojalá y pronto se aclare esa situación, por el bien de los universitarios.

*****

El expresidente seccional de Samalayuca, Javier Meléndez Cardona entrará al quite como delegado en funciones de presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), luego de que Ernesto Lozano pidió licencia para retirarse de su cargo como presidente del partido del Sol Azteca.

Lo más seguro es que a Ernesto Lozano le estarían ofreciendo un cargo como funcionario del gobierno estatal, por lo pronto hará una pausa en lo que se cocina algún puesto gubernamental.

Javier Meléndez estará al frente del PRD hasta 2023, pero tendrá la oportunidad de candidatearse a presidente local del PRD porque su función es de delegado con facultades de presidente del partido.

Ernesto Lozano dirigió el partido amarillo desde 2018; el año pasado hubo elecciones para la dirigencia y fue electo hasta 2023.

Ahora Javier Meléndez tomará la batuta del PRD por lo que agradeció a la dirigencia estatal que lo hayan nombrado delegado en Ciudad Juárez.

La decisión fue tomada por unanimidad y esto lo obliga aún más, a redoblar esfuerzos en la construcción de una alternativa partidaria que responda a los ciudadanos.

Así, Meléndez regresó a sus orígenes perredistas después de su estancia en el partido blanquiazul donde fue candidato a diputado.

Al nuevo dirigente del partido del sol azteca le espera una labor titánica, ya que este instituto perdió este año su registro estatal; solo quedó con el nacional y la gran tarea será volver a recuperar el registro en Chihuahua.

Javier Meléndez dejó un buen sabor de boca en la sección municipal de Samalayuca, ya que siempre proyectó una imagen diferente a pesar de que el exalcalde de Juárez, Armando Cabada, siempre le mantuvo la bota en el cuello a Samalayuca para escatimarle recursos financieros.

 Sin embargo, aun así, Meléndez logró sacar la venta de hortalizas hacia diversos puntos de Ciudad Juárez; con las uñas realizó algunas pequeñas obras en las que la presidencia municipal los dejó solos.

*****

En los primeros meses de 2022 se llevará a cabo la elección interna para la nueva dirigencia local del PRI; ya se barajean varios nombres de aspirantes que han levantado la mano y que están buscando el consenso entre la militancia.

Por una parte, está el actual dirigente local del partido, Jaime Cano, quien está cubriendo un interinato del PRI en Juárez, lo que pretenderá seguir en la dirigencia local.

Otro de los que se escuchan y tiene altas posibilidades de ser el elegido por su trayectoria partidista, es Alberto Reyes Rojas.

Ojalá que sea una elección abierta, sin imposiciones y que participe toda persona que quiera ser el presidente del comité directivo municipal del PRI y que la militancia sean los que decidan a quien quieren como dirigente local.

Para elegir al presidente local, existen tres vías, la primera sería a través de la consulta directa a las bases, la cual es la más difícil porque sería muy costoso poner mesas receptoras de votos en diferentes partes de la ciudad.

La otra es por consejo político, donde todos los consejeros que en este caso serán alrededor de 300 propietarios y 300 suplentes puedan participar.

La tercera opción, es por delegado, es decir, nombrar delegado de sectores, organizaciones, de la estructura territorial.

Pero, al final será por “dedazo”, nadie cree que el PRI cambie su ADN.