Hoy es: May 25, 2024
Ciudad Juárez

Putin elogia a las tropas rusas y jefe de mercenarios comienza su exilio en Bielorrusia

27 de junio de 2023

El líder mercenario ruso Yevgeny Prigozhin llegó el martes a Bielorrusia en virtud de un acuerdo que puso fin a un breve motín de sus combatientes, mientras el presidente Vladimir Putin elogiaba a sus fuerzas armadas por haber evitado una guerra civil.

Un avión vinculado a Prigozhin y que se cree que lo transportaba al exilio apareció en un servicio de seguimiento de vuelos despegando de la ciudad de Rostov, en el sur de Rusia, a primera hora del martes y aterrizando en Bielorrusia.

«Veo que Prigozhin ya está volando en este avión», dijo el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, a la agencia de noticias estatal BELTA. «Sí, efectivamente, hoy está en Bielorrusia».

En Moscú, Putin trató de reafirmar su autoridad tras el motín encabezado por Prigozhin en protesta por la gestión militar rusa del conflicto en Ucrania.

Las autoridades rusas también retiraron una causa penal contra la fuerza mercenaria Wagner Group, informó la agencia estatal de noticias RIA, cumpliendo aparentemente otra condición del acuerdo alcanzado por Lukashenko a última hora del sábado y que desactivó la crisis.

Prigozhin, antiguo aliado de Putin y exconvicto cuyos mercenarios han librado las batallas más sangrientas de la guerra de Ucrania y han sufrido numerosas bajas, había dicho antes que iría a la vecina Bielorrusia invitado por Lukashenko, estrecho aliado de Putin y conocido del jefe de Wagner.

El sitio web del servicio de seguimiento de vuelos Flightradar24 mostró un avión Embraer Legacy 600, con códigos de identificación que coinciden con un avión vinculado a Prigozhin en los documentos de sanciones de Estados Unidos, descendiendo hasta la altitud de aterrizaje cerca de Minsk, la capital bielorrusa.

Apareció por primera vez en el sitio de rastreo sobre Rostov, la ciudad del sur de Rusia que los cazas de Prigozhin habían capturado durante el motín.

La última vez que se vio a Prigozhin en público fue el sábado por la noche, sonriendo y estrechando manos con transeúntes mientras salía de Rostov en la parte trasera de un todoterreno tras ordenar a sus hombres que se retiraran.

Putin, en tanto, dijo a unos 2.500 miembros del personal de seguridad ruso reunidos para una ceremonia en una plaza del complejo del Kremlin en Moscú que el pueblo y las fuerzas armadas se habían unido para oponerse a los mercenarios rebeldes.

«Han defendido el orden constitucional, la vida, la seguridad y la libertad de nuestros ciudadanos. Han salvado a nuestra Madre Patria de la agitación. De hecho, han detenido una guerra civil», dijo Putin.

Le acompañaba el ministro de Defensa, Serguéi Shoigu, cuya destitución había sido una de las principales reivindicaciones de los amotinados.

Putin también pidió un minuto de silencio en honor a los pilotos militares rusos muertos en la revuelta. Los amotinados de Wagner derribaron varios aviones durante su carrera hacia Moscú, aunque no encontraron resistencia en tierra.

El lunes por la noche, Putin había dicho en un discurso televisado que los líderes del motín habían traicionado a su patria, aunque no mencionó a Prigozhin por su nombre. Dijo que se permitiría a los combatientes de Wagner establecerse en Bielorrusia, unirse al ejército ruso o volver a casa.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo en una rueda de prensa el martes que el acuerdo que ponía fin al motín se estaba aplicando y que no tenía información sobre dónde se encontraba Prigozhin. También dijo que no sabía cuántos combatientes de Wagner firmarían contratos con el Ministerio de Defensa.

Rechazó la idea de que el control de Putin sobre el poder se haya visto sacudido por el motín, calificando tales ideas de «histeria».

Prigozhin declaró que ordenó el motín para salvar a su grupo tras recibir la orden de ponerlo bajo el mando del Ministerio de Defensa ruso.

El líder del grupo mercenario, de 62 años, dijo que sus combatientes interrumpieron su sublevación el sábado, para evitar el derramamiento de sangre tras haber estado a punto de llegar a Moscú. Se vieron obligados a derribar aviones que los atacaron por el camino, añadió.

«Marchamos como una manifestación de protesta, no para derrocar al Gobierno del país», dijo Prigozhin en un mensaje de audio publicado en su canal de Telegram.

Lukashenko declaró el martes que su país acogería a los combatientes de Wagner que quisieran ir allí, aunque no estaba construyendo ningún campamento para ellos.

«Les hemos ofrecido una de las bases militares abandonadas. Por favor -tenemos una valla, lo tenemos todo- levanten sus tiendas», dijo Lukashenko, según BELTA.

La perspectiva de que Wagner establezca una base en Bielorrusia fue recibida con alarma por algunos de sus vecinos. Letonia y Lituania pidieron a la OTAN que refuerce sus fronteras orientales en respuesta, y el presidente polaco Andrzej Duda calificó la medida de una «señal negativa».

Ucrania espera que el caos provocado por el intento de motín en Rusia debilite las defensas rusas mientras Kiev presiona con una contraofensiva para recuperar el territorio ocupado. El lunes afirmó haber tomado un noveno pueblo en el sur, donde lleva avanzando desde principios de junio.

Reuters

Te puede interesar

Atletas chihuahuenses logran plata y bronce en Tenis de los Juegos Nacionales Conade

Después de 7 años de no figurar en el medallero, el Tenis

Con apoyo de cuatro helicópteros intentan la sofocación del incendio en Sierra de Santiago

El municipio de Santiago, NL proporcionó detalles sobre el incendio forestal en