“Quédate en México”, el programa que dejará a migrantes por meses en la frontera

Confeccionado en la administración de Donald Trump, “Quédate en México”, el programa que envía a territorio mexicano a los solicitantes de asilo mientras esperan que su petición sea resuelta en Estados Unidos, será reanudado a partir del próximo lunes.

El pasado jueves 3 de diciembre, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y el de Joe Biden anunciaron la reanudación de los Protocolos de Protección Migratorios (MPP, por sus siglas en inglés), conocidos como ‘Quédate en México’.

Honduras 19,367 Guatemala 13,887 El Salvador 6,862 Cuba 6,403 Ecuadror 2,146 Venezuela 1,351 Nicaragua 1,137 Colombia 89 Perú 82 República Dominicana 40 Costa Rica 10 Uruguay 6 Belice 6 Brasil 5 Panamá 5 Bolivia 4 Chile 3 España 2 Trinidad 1 Paraguay 1
‘Quédate en México’ es un programa del gobierno de Estados Unidos a través del cual, las personas que solicitan asilo deben esperar la resolución en territorio mexicano.

De acuerdo con el programa, durante el tiempo que dure el proceso para que se les dé o no refugio –que puede tardar meses o años –, deben estar fuera de Estados Unidos.

El 25 de enero de 2019, se inció ‘Quédate en México’ en San Ysidro, California, y después se extendió a Calexico, El Paso, Laredo, Brownsville y Eagle Pass. En los primeros 10 meses de la aplicación de ‘Quédate en México’, a territorio mexicano fueron retornados 51,407 migrantes solicitantes de asilo para esperar la resolución de sus casos en México, de acuerdo con la Secretaría de Gobernación. Fuente: Segob Sin embargo, se estima que más de 70,000 personas estuvieron adheridas a ‘Quédate en México’ entre 2019 y 2021.

El programa se suspendió con la llegada de Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos.

Sin embargo, un juez de Texas determinó reanudar el programa en agosto pasado. De acuerdo con el gobierno de México, para reactivar el PPM, Estados Unidos acordó con México mayores recursos para albergues de migrantes, aplicación de vacunas para todos los que esperen en territorio mexicano la resolución de su petición de asilo, atención médica, así como permanencia no mayor de 180 días en México.

Se habla de 70,000 que están solicitando asilo en Estados Unidos y (en México) no existe una infraestructura adecuada para esa cantidad de personas’.

“El Gobierno de México ha decidido que, por razones humanitarias y de manera temporal, no retornará a sus países de origen a ciertos migrantes que tengan una cita para aparecer ante un juez migratorio en Estados Unidos para solicitar asilo en ese país”, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Reynaldo Yunuen Ortega Ortiz, profesor-investigador del Centro de Estudios Internacionales de El Colegio de México, considera que para México representará un desafío mantener a la población migrante que espere que su petición de asilo sea resuelta. “México no tiene la infraestructura necesaria para atender a migrantes.

Se habla de 70,000 que están solicitando asilo en Estados Unidos y no existe una infraestructura adecuada para esa cantidad de personas.

Es sin duda un enorme reto para México atender a asa cantidad de gente que está pendiente de un juicio que tarda regularmente muchos meses”, expresa. Vicente Sánchez, investigador del Departamento de Estudios de Administración Pública del Colegio de la Frontera Norte, explica que México requerirá invertir más recursos en albergues para migrantes, pero también en censos para saber a qué cantidad asciende la población extranjera.

“Los albergues están saturados, el gobierno no ha dedicado recursos para atender estas demandas. Se requiere que haya una forma de atender a esta población migrante con medidas coordinadas entre el gobierno federal, estatales y municipales porque ellos son quienes van a recibir a los migrantes.

Todo esto genera problemas humanitarios, de salud pública y para la población local resulta complicado y se generan situaciones de rechazo, por lo que se tiene que atender en coordinación”, sostiene. El Alto Comisionado de la ONU para Refugiados (ACNUR) rechazó el PPM porque incumple con la protección de los migrantes en búsqueda de refugio.

Organizaciones como Save the Children también se sumaron al rechazo y advirtieron que se pone en riesgo la seguridad y protección de las niñas, niños y adolescentes solicitantes de asilo, se dificultará su acceso a la educación y afectará su salud física y mental de manera severa.

“El gobierno mexicano tuvo la oportunidad histórica de rechazar enérgicamente el restablecimiento de esta política y poner en el centro los derechos humanos de las niñas, niños y familias más desprotegidas, y prefirió no hacerlo”, considera Maripina Menéndez, CEO de Save the Children en México.

EXP