Recomienda especialista UACH destinar una parte del aguinaldo para cuesta de enero

Héctor José Martínez Arboleya, profesor de la Universidad Autónoma de Chihuahua, recomendó a los chihuahuenses aprovechar el aguinaldo para solventar los gastos que se requieran durante la cuesta de enero, a fin de evitar problemas financieros dentro de la familia.

El catedrático del Centro Universitario Parral explicó que, en estas fiestas decembrinas, las familias optan por utilizar este derecho de la Ley Federal del Trabajo en compras como la cena de fin de año, ropa y calzado, viajes, remodelaciones de la casa, atender asuntos de salud, ahorrar, pagar deudas.

Informó que las y los trabajadores mexicanos, de acuerdo con el artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo, tienen derecho a un aguinaldo anual, por ello los empleadores deberán pagar, al menos, el equivalente a 15 días de salario antes del 20 de diciembre.

El especialista universitario recomendó que, en caso de no tener deudas, ahorrar un 10% del aguinaldo, puede servir como fondo de emergencia para el siguiente año, “en la lógica de la educación financiera dice que deben priorizarse el pagar aquellas deudas que generen interés, como tarjetas de crédito”.

El docente de la UACH subrayó que “la forma en que se utilice o disfrute este ingreso extra es responsabilidad de quien lo recibe, pero no está de más tomar en cuenta algunas recomendaciones”.

Por ejemplo, ante el entorno internacional en problemas globales económicos como lo es la inflación o la incertidumbre por la aparición de nuevas variantes del virus que provoca la COVID-19, ese fondo de ahorro o de emergencia no debería ser desestimado en caso de poder hacerlo.

Recordó que el origen histórico del propio concepto aguinaldo está relacionado con regalos de año nuevo que, tanto los romanos como los celtas, otorgaban para simbolizar los buenos deseos.

“Es importante reflexionar sobre la forma en que expresaremos estos buenos deseos a nuestros seres queridos”, concluyó.