Revela defensa de Murillo Karam que tiene indicios de Alzheimer y demencia

El exprocurador General de la República, Jesús Murillo Karam, tiene indicios de Alzheimer y demencia, afirmó su defensa encabezada por el abogado Javier López, razón por la que solicitaron que llevara su proceso en prisión domiciliaria.

Este viernes se realiza la audiencia en la que el juez de control de guardia, Juan José Hernández Leyva, adscrito al Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Sur, deberá analizar si procede o no la petición de la defensa de Murillo Karam.

De conceder la petición, será cuestión de desahogar trámites administrativos para que el exfuncionario, quien enfrenta dos acusaciones penales relacionadas con el caso Ayotzinapa, pueda regresar a su domicilio, pues debe acreditar, entre otras cosas, tener un contrato de renta de brazalete electrónico.

La defensa de Murillo Karam busca que el juez Hernández Leyva reitere el cambio de medida cautelar que le fue concedido hace una semana por su homólogo en el reclusorio Norte, al imponerle el uso del brazalete electrónico y la entrega de su pasaporte.

Esto, bajo el argumento de que el ex funcionario ya presenta un deteriorado estado de salud derivado de los accidentes cerebro vasculares que ha tenido por los que presenta indicios de Alzheimer y demencia; además de que tiene sinusitis, un cuadro de bronquitis, diabetes, entre otros padecimientos.

A la diligencia no compareció Murillo Karam debido a las dificultades físicas que presenta por su estado de salud.

Luego de un receso de 10 minutos, el juzgador escuchará a la Fiscalía General de la República (FGR) responder la petición de la defensa de Murillo Karam.

En días pasados la FGR anunció que impugnará el cambio de medida cautelar que le fue concedido hace una semana debido a que no fue notificada con tiempo de la diligencia en la que se decretó.

El caso en el que hoy los abogados de Murillo Karam buscan cambiar la medida de prisión provisional es en el que el exfuncionario está acusado de ordenar torturar a Felipe Salgado Rodríguez “El Cepillo”, identificado como supuesto integrante de los Guerreros Unidos, grupo señalado por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

El asunto radicado en el Reclusorio Norte es en el que Murillo Karam es acusado de desaparición forzada y otros delitos derivados de la supuesta creación de la llamada “verdad histórica” sobre la desaparición de los estudiantes, que apuntaba a que los jóvenes habían sido asesinados y cremados la noche de los hechos, el 26 y 27 de septiembre de 2014 y sus restos esparcidos en el basurero de Cocula en Iguala, Guerrero.

Proceso