Serrato mueve piezas de Palacio estatal

  • Destapan corrupción en el ITCJ con otorgación de plazas
  • Andrea Chávez, ¿futura gobernadora?
  • Crean en el CCE código de ética

Ya comentábamos ayer aquí en Cañonazos los cambios que se veían venir en la administración de la gobernadora Maru Campos y éstos ocurrieron más pronto de lo previsto.

Este lunes a primera hora la titular del ejecutivo del estado presentó a José René Sotelo Anaya como nuevo jefe de Coordinación de Comunicación Social, quien vino a sustituir a Adriana Ruiz.

Sin lugar a duda el relevo de Adriana fue el que más llamó la atención de los representantes y directivos de los medios estatales, y no precisamente por su salida, sino por la llegada de Sotelo, un sonorense licenciado en letras hispánicas.

José René presentó un extenso currículo en donde asegura se ha dedicado a trabajar en asuntos de comunicación; y hay quienes dicen que su carrera fue impulsada por Marcela Fernández de Gándara, reconocida activista de Hermosillo, Sonora.

Sus colegas de aquellas tierras áridas del noroeste aseguran que es “malito” para el manejo de medios y para la comunicación. Y es que según dicen a Francisco Búrquez no le ayudó mucho en Comunicación Social y tampoco hizo buen trabajo en Nogales, ni en Caborca, ni en Puerto Peñasco en donde asegura apoyó campañas y a gobiernos.

También tuvo una pequeña participación en la campaña pasada con Ernesto Gándara.

De hecho, allá en su tierra natal operó con no más de tres personas de sus confianzas. Sin embargo, René Sotelo es de confianza para los panistas y se acopla muy bien con el Dhiac en donde se ha proclamado como un experto en redes sociales.

La llegada de Sotelo al gobierno de Maru Campos fue gracias a la buena recomendación de otro sonorense, Luis Gerardo Serrato Castell, quien seguramente afianzará su proyecto político en Chihuahua.

El nuevo coordinador no es solución a los problemas de comunicación social de la administración estatal que ha adolecido de un buen operador y asesores de comunicación, puesto que en las encuestas de aprobación ciudadana la gobernadora Maru Campos sale reprobada.

Además, Sotelo no tiene conocimiento del gremio periodístico en Chihuahua y su trabajo se enfoca más en la contención que en la comunicación social de un gobierno.

Por su parte Adriana Ruiz corrió con buena suerte gracias a su lealtad a la gobernadora y fue reubicada como directora general del Colegio de Educación Científica y Tecnológica del Estado de Chihuahua.

Los otros cambios no dieron mucho de que hablar y resultaron ordinarios como el de Luis Manuel Aguirre Aguilera como subsecretario de Transporte, el cual ya se había dado hace algunos días oficialmente y ayer simplemente le tomaron la protesta.

Tampoco hizo mucho ruido la llegada de Yadira Anette Gramer Quiñonez como la nueva consejera Jurídica; o la de Aída Ivonne Valles Chávez como subsecretaria de Minería; o la de Jorge Armando Puentes García como director de Planeación y Desarrollo Municipal.

Se espera que durante esta semana la mandataria estatal de a conocer más cambios y quizá algunos enroques para el mejor funcionamiento de su administración. Los rumores apuntan la salida del secretario de salud Felipe Sandoval y de Carlos Aguilar García, de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas.

***

Una transa de robo de plazas en contubernio de directivos y comisión dictaminadora, así como el subdirector académico del Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez, pues tiene como dos años y ya se quiere quedar con plaza de tiempo completo, además lo corrieron de la Universidad Tecnológica de Ciudad Juárez (UTCJ) y ahora está ahí, además no conforme con eso, se trajo filiales de él de la UTCJ y le dio preferencias de plazas pasando por los que tienen años esperando mejorar. El líder sindical realizará acciones al respecto.

El director del Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez, Hermenegildo Lagarda trae antecedentes de corrupción de hecho, aspiraba a ser el director de los Tecnológicos, pero su padrino se cayó por corrupción, en abril se concursaron 81 plazas entre tiempo completo y de horas de nombramiento y 32 de no docentes.

El caso es que el director y junto con los subdirectores se agenciaron plazas de tiempo completo, aún más, el subdirector académico Heriberto Jara no conforme con quedarse con plaza de tiempo completo sabiendo que tiene como 4 años apenas y otros que están esperando ya casi para jubilación no llega ni a medio tiempo, entonces les dio plaza de horas a sus exsubalternos que se trajo de la UTCJ y les dio prioridad a ellos en lugar de los de aquí de casa, violando todos los derechos laborales.

Lo hicieron y no se sabe cómo repartieron esas plazas tanto docentes como no docentes, por tanto, va a ir escalando esto de tal forma que varios ya metieron inconformidad aquí y en México en asuntos laborales, ahora están esperando resultados.

Los inconformes advirtieron que de persistir esto, llevarán el asunto a la función pública y a derechos humanos y de ser necesario, huelga o paro de brazos caídos.

Las denuncias de favoritismo y un claro acto de corrupción están siendo respaldados por el sindicato a través de su secretario, CP Pedro González Galván.

***

Algunos chairos ahora si se volaron la barda y es que traen bien mareada a la diputada juarense Andrea Chávez a quien ya candidatean como aspirante a gobernadora.

Luego de sus buenos resultados en el tercer congreso nacional de Morena celebrado el pasado fin de semana en la Ciudad de México, en las redes sociales sus seguidores la promueven como ¿futura gobernadora?

“La diputada federal más joven de Chihuahua, Andrea Chávez, se perfila como posible líder natural para la gubernatura del Estado. En un futuro no muy lejano podríamos estar viéndola como candidata debido a su posicionamiento como estratega política, esto derivado de su fortalecida carrera política a nivel estatal y nacional”, dice un mensaje colgado en Instagram.

Sin embargo, como dice el clásico: “una golondrina no hace verano”, y es que el hecho de haber sido la consejera nacional más votada no significa que ya tenga en la bolsa asegurada la candidatura. Para eso falta mucho trecho que recorrer.

Lo que sí es cierto es que en el corto tiempo la legisladora ha venido acumulando simpatías y poder al interior de Morena.

Para conseguir ese objetivo Andrea Chávez tiene que apostarle a la corcholata elegida y por lo pronto ella se ha decantado a favor del secretario de gobernación, Adán Augusto López, y si éste no es el candidato a la presidencia de la república todos sus planes se le pueden desmoronar de la noche a la mañana.

La diputada se a abierto completamente a favor del tabasqueño que difícilmente cabría en otro proyecto, como el de Claudia Sheinbaum o con el de Marcelo Ebrard.

Otros obstáculos con los que se topará Chávez será el de Ariadna Montiel y Juan Carlos Loera de la Rosa, que seguramente no la dejarán pasar, ni mucho menos todas las mujeres que acompañan al delegado del Bienestar.

En el equipo de Ebrard se toparía con su compañera de curul la diputada Maite Vargas, quien también le cerraría las puertas en caso de que el canciller llegara a ser el elegido del tlatoani, Andrés Manuel López Obrador.

Andrea Chávez por ahora trae un buen nivel y está viviendo su mejor momento político, eso se confirmó el pasado fin de semana en el Congreso de Morena, en donde resultó la consejera nacional más popular y donde también se alzó con un cargo dentro del Comité Ejecutivo Nacional del partido guinda.

Aunque sorpresas da la vida y esos bonos políticos partidistas en cualquier momento se pueden desplomar. Así es la política, una verdadera rueda de la fortuna, unas veces arriba y otras abajo.

***

Los que encabezan el Centro Coordinador Empresarial (CCE) pretenden ponerles mordaza a los socios de la agrupación empresarial aplicándoles multas a quien se pelee o falte el respeto entre sus compañeros.

Para hacer cumplir esta medida supuestamente disciplinaria, fue creado un código de ética y quien no cumpla con esta imposición, será acreedor a una multa de mil pesos, ya sea si se pelea o falte al respeto.

El argumento que justificaron fue que como asociación civil y vanguardistas que es el CCE, deben tener su código de ética y el reglamento para que todos sepan qué tienen que cumplir y cómo van a cumplir.

Además, lo subsecuente, es decir, la gente que siga viniendo, ya que los presidentes de los organismos empresariales son transitorios porque cada dos o tres años se mueven.