Entregará OPS primeras vacunas contra viruela del mono a países de AL

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), a través del Fondo Rotatorio, entregará “en los próximos días” las primeras vacunas de tercera generación contra la viruela del mono.

“Hasta el momento 13 países de la región han solicitado la compra de estas vacunas y siete más han expresado su interés de adquirir la vacuna por este medio”, explicó Jairo Méndez Rico, experto en enfermedades virales.

Por ejemplo, Guatemala ha expresado su interés como otros países; sin embargo, aún se está revisando y armonizando los procesos internos y requisitos expresados por el país fabricante para la firma de los acuerdos.

“Una vez superada esta etapa será posible establecer una línea de tiempo para la compra y la entrega para todos los países de la región, en especial, para aquellos que decidieron comprar la vacuna a través del Fondo Rotatoria de la OPS, en consonancia, con el Grupo Técnico Asesor de las Américas”.

Méndez Rico sostuvo que se están desarrollando los lineamientos de orientación técnica y operativa sobre el uso de la vacuna de la viruela.

La OPS advirtió también que los casos están aumentando en algunas partes de las Américas y que, aunque las muertes siguen siendo extremadamente raras, las personas con sistemas inmunitarios debilitados corren el riesgo de sufrir complicaciones en caso de contraer la infección.

“México es el quinto país de la región con más notificaciones de casos en los sistemas de vigilancia regional”, de acuerdo con la OPS.

Sobre si la viruela del mono debe considerarse una enfermedad de transmisión sexual, Méndez Rico aclaró que aún se están haciendo estudios de semen y fluidos.

“En este momento se están haciendo muchos estudios ya que, definitivamente, por las condiciones que estamos viendo en este momento, queda claro que el mecanismo de transmisión es el de contacto cercano, de contacto íntimo digámoslo así.

Es lo que ha llevado a la condición de estos casos. “Todavía se están haciendo algunos estudios para identificar la presencia del virus en algunos fluidos, principalmente en el semen. Se está viendo si es posible encontrar el virus vivo en estas muestras y fluidos que puedan permitir, eventualmente, tener esa transmisión” y con ello poder determinar si se agrega a las infecciones sexuales.

“Sin embargo, hasta el momento, todavía no hay estudios solidos que ratifiquen o documenten esto como una vía de transmisión”, aclaró.

La OPS ha estado trabajando para ampliar la capacidad de realizar pruebas de detección de la viruela del mono en la región, pero los países deben “actuar ahora para controlar la propagación”, especialmente mientras los suministros de vacunas siguen siendo limitados.

Por ello resulta esencial la participación de las comunidades afectadas, las pruebas y el seguimiento de contactos, lo cual pueden tener un impacto significativo en la reducción de la transmisión.

México cuenta con un sólido sistema de vigilancia y una red de laboratorios con rápida capacidad de detección y respuesta. Al día de hoy hay mil 367 casos confirmados.
La OPS consideró esencial implementar mecanismos de coordinación sectorial para generar planes de eficiencia y eficientes de detección.

Planes para abordar, de manera adecuada, sin estigmatización y sin discriminación, la enfermedad. También es importante fortalecer los sistemas de vigilancia para tomar decisiones adecuadas y tener un acceso oportuno médico y de soporte clínico entre los pacientes afectados, así como de sus contactos cuando sea necesario.

Milenio